Noticias

Ganadores del MIT Technology Review 2016 con el proyecto de cooperación entre el grupo ACSIC de la UIB y la UNA

Federico Gaona, quien estuvo en la UIB años atrás, ha recibido el Premio del MIT Technology Review para innovadores menores de 35 años

La Universidad de las Islas Baleares, a través del grupo de investigación ACSIC, ha dirigido y coordinado el proyecto de cooperación Detección automatizada de reinfestació por Triatoma Infestans (en sus tres fases) mediante el cual, Federico Gaona de la Universidad Nacional de Asunción (Paraguay), ha obtenido el premio MIT Technology Review 2016.

El proyecto, iniciado en el 2011, impulsó la creación e implantación de una red de sensores para atraer al insecto vinchuca, transmisor del parásito Trypanosoma cruzi causante de una enfermedad muy peligrosa. Los afectados son habitantes de las villas rurales que carecen de recursos para combatirlas, siendo el uso de insecticidas la principal arma contra la extensión de la enfermedad. El popularmente conocido como mal de Chagas es una enfermedad endémica de Latinoamérica, siendo la enfermedad parasitaria más importante de la zona, con cifras de infectados que rondan entre los seis y los ocho millones de personas, según datos de la Organización Mundial de la Salud, quienes la incluyen en su lista de enfermedades asociadas a la pobreza. 50.000 personas mueren cada año y muchas más entran en una fase crónica de la enfermedad, con posibles alteraciones cardíacas y digestivas. Aunque existe una cura, sólo es efectiva si se administra en las primeras fases de la enfermedad.

Actualmente la red de sensores está monitorizando y enviando señales a las bases de datos de la universidad en Asunción, a más de 800Km donde se encuentran las villas afectadas por este insecto. Los sensores, finalmente ajustados adecuadamente en el laboratorio de la Universidad de Asunción, atraen y atrapan al insecto Triatoma infestans (vinchuca) impidiendo que afecte a las personas. Esta trampa inteligente podrá ser utilizada para alertar a las autoridades de la presencia del insecto y así procedan a realizar un nuevo fumigado de la zona.

"Las vinchucas son atraídas por ciertas feromonas, por lo que utilizamos estas sustancias para atraerlas hasta la trampa", explica Gaona. "La ventaja del sistema es que es resistente a las condiciones de temperatura y aridez presentes en el Chaco, al tiempo que es más barato y consume menos energía que otros sistemas basados en grabación de vídeo".

Más información en: MIT Technology Review

Fecha del evento: 21/09/2016

Fecha de publicación: Wed Sep 21 08:27:00 CEST 2016